El Camino de Santiago desde Tuy, el Camino Portugués

Después del Camino Francés, en sus últimos 100 kilómetros desde Sarria, el Camino Portugués es el que más adeptos tiene al menos entre las personas que optan por hacer el Camino de Santiago con nosotros.  En  el caso del Camino Portugués el principal punto de origen es Tuy, a 118 kilómetros de Santiago, pues como ya sabéis para recibir la Compostela hay que recorrer a pie al menos 100 kilómetros.

Tuy es un municipio fronterizo situado a orillas del Río Miño. Desde allí atravesando el Puente Internacional llegamos a la localidad portuguesa de Valença Do Miño. Esto hace que muchos peregrinos opten por cruzar dicho puente para poder comenzar el “Camino Portugués” desde Portugal. A parte de esto Tuy es una de las localidades con más historia de Galicia, de hecho hasta 1833 fue capital de provincia. Cuenta con una fantástica catedral románica y con un casco histórico que transporta al peregrino al medievo.

El siguiente punto en nuestra ruta es Porriño. Antes de llegar a Porriño antiguamente el Camino de Santiago atravesaba el polígono industrial del As Gandaras donde se ubica la fábrica de Citroen, sin embargo en los últimos años ha surgido una alternativa a dicho trazado que hace la etapa mucho más liviana. La pequeña localidad de Porriño es la cuna del arquitecto Antonio Palacios quien dejó como legado la Casa Consistorial. Pero esta no es su única obra en el pueblo. A las puertas del cementerio, en el parque que precede al camposanto se levanta el “Templete de la Red de San Luis” una antigua boca de metro que la ciudad de Madrid dono a Porriño.

El siguiente final de etapa en nuestra ruta a través del Camino Portugués es Redondela, la ciudad de los viaductos. En Redondela  destacan los grandes puentes que cruzan el municipio y que servían para hacer posible la conexión ferroviaria con Madrid. Sin lugar a dudas, todo un portento de la ingeniería. Además en Redondela podremos disfrutar del mar en su playa de Cesantes. Aunque la playa no se encuentra en el propio municipio, merece la pena relajar las piernas en la orilla.

En la siguiente etapa alcanzaremos Pontevedra, la capital de la provincia en la que podremos aprovechar para realizar cualquier compra si fuera necesario. Durante nuestra estancia en Pontevedra no podemos dejar de visitar el Santuario de la Virgen Peregrina, auténtico corazón de la ciudad y un lugar lleno de encanto para creyentes y no creyentes. Además merece la pena pasear por su Plaza de la Leña o por el entorno de la ría.

Caldas de Reis es nuestro siguiente final de etapa en el Camino Portugués. Caldas de Reis o Caldas de Reyes fue cuna Alfonso de Borgoña, nieto de Alfonso VI de León y Castilla e hijo de Urraca I de León y Castilla, que sería coronado Emperador como Alfonso VII de León. De ahí el apelativo “de Reis”. De Caldas cabe destacar su célebre fuente de agua caliente y el entorno del rio Umia donde los más valientes se dan un chapuzón en los meses de verano. Además si ascendemos un poco por el cauce del rio encontraremos una preciosa cascada que supone uno de los lugares más pintorescos del municipio.

Padrón es el penúltimo final de esta en esta ruta del Camino de Santiago. Según la tradición el cuerpo sin vida del Apóstol Santiago fue traído hasta el “Finis Terrae” por sus discípulos y finalmente toco tierra en la villa de Padrón por este motivo en la iglesia parroquial se conserva el “pedrón” donde se amarro la barca que transporto al Apóstol. Pedrón que con el paso de los años desemboco en su actual nombre.

Además de esta curiosidad Padrón es célebre por sus pequeños pimientos que se suelen consumir fritos y que se comen de un solo bocado. Como dice el refrán “Los pimientos de Padrón, unos pican y otros no”. Disfrutar de una ración de pimientos siempre da pie a una conversación ¿Cómo distinguir los que pican de los que no? Las pimienteras lo saben, pero no confiesan su secreto.

Otro atractivo de Padrón es haber sido la cuna del Premio Nobel de literatura Camilo José Cela quien nació y se crió en la cercana parroquia de Iria Flavia. Allí se encuentra su fundación y su casa museo cita obligada para los amantes de las letras. Aunque, Cela no es el único literato del que podemos hablar ya que en este municipio del Camino Portugués vivió y murió la escritora Rosalía de Castro referente de las letras gallegas y precursora de la poesía moderna en España. El monumento de ambos se encuentra en el paseo central de esta localidad.

Y así entre caminatas, paisajes de ensueño y rincones llenos de cultura llegaremos hasta Santiago de Compostela última etapa y meta de todas las rutas Jacobeas.

¿Os apuntáis?

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *