Razones para elegir (o no) la opción de Albergues Privados en el Camino de Santiago

A lo largo de nuestros años de experiencia organizando viajes al Camino de Santiago hay una duda que se presenta de manera recurren. ¿Es buena idea elegir la opción de Albergues en el Camino de Santiago o quizás debería alojarme en un hostal o pensión? Como imaginaréis la respuesta no depende tanto del albergue en sí como de las expectativas del Caminante / Viajero acerca de este tipo de alojamientos. Los Albergues tienen sus ventajas y sus inconvenientes y os las vamos a contar todas para que seáis vosotros los que saquéis vuestras conclusiones.

 

VENTAJAS DE LOS ALBERGUES PRIVADOS

Fomentan la convivencia: Sin lugar a dudas en los Albergues es donde surgen los verdaderos amigos del Camino de Santiago. Cuando terminas la etapa y llegas albergues es cuando surge la verdadera oportunidad de charlar con unos y con otros sobre la etapa y la vida en general.

Ofrecen Cocina: La mayoría de los albergues cuentan con una serie de zonas comunes como terrazas, comedores y una pequeña cocina que permiten a los peregrinos cocinar in situ. Si te haces un grupo de peregrinos internacionales puedes aprovechar para probar recetas originales de diferentes partes del mundo; Pasta cocinada por italianos, creppes al estilo francés…

Son la opción más económica: Todos lo estabais esperando y si, efectivamente los albergues privados son la opción más económica para hacer el Camino de Santiago salvo que quieras dormir al raso.  Por un precio bastante razonable podrás disfrutar de unas instalaciones cómodas y limpias.

 

INCONVENIENTES DE LOS ALBERGUES PRIVADOS

Adiós privacidad: Los albergues son grandes espacios compartidos en los que al peregrino se le asigna tan solo una cama. Compartirás el espacio con los demás usuarios y también el resto de las instalaciones como el comedor o el baño.  Si eres de esas personas que necesita la tranquilidad y comodidad de un baño para ella sola ya te adelantamos que aquí no la vas a encontrar.

Compartiremos lo bueno pero también lo malo: Como hemos comentado al principio, en los Albergues Privados del Camino de Santiago es donde de verdad se convive y se comparte la experiencia con los demás peregrinos. Eso significa que se comparte todo lo bueno pero también “lo malo”. En lo malo podemos incluir un amplio catálogo de circunstancias que seguro que ya imagináis como ronquidos y demás ruidos y posibles molestias que pueda causar un ser humano.

Volverás a tener horario para irte a la cama:  Si llevas desde los 11 años sin horario para irte a dormir, la semana en el Albergue del Camino de Santiago puede hacerte sentir Peter Pan. En los albergues del Camino de Santiago es habitual que las puertas se cierren a una hora concreta y que las luces se apaguen automáticamente. De esta manera se trata de garantizar un cierto orden a la hora de dormir en beneficio de todos los usuarios.

 

Estos son desde nuestro punto de vista las tres ventajas y los tres inconvenientes de dormir en Albergues en el Camino de Santiago. Seguro que todos aquellos que hayáis probado la experiencia podéis apuntar un montón de cosas que se nos quedan en el tintero así que aceptamos sugerencias para la segunda parte. Y a los que estáis pensando en hacer el Camino de Santiago deseamos que este artículo haya sido útil y clarificador para elegir una alternativa u otra. Como día Ana Pastor, “estos  son los datos  y suyas son las conclusiones”.

¡¡Buen Camino!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *